En los últimos años con la popularización de la era digital, la posición que tiene una página en los resultados de de un motor de búsqueda se ha vuelto muy importante para las empresas.


Debido a que el 83% de los clicks en que se dan en una búsqueda es repartido entre los tres primeros resultados orgánicos, esas posiciones se han vuelto muy peleadas por las páginas en internet. Es por eso que las empresas buscan conseguir esos lugares a toda costa, sin importar si las prácticas son éticas o no, a esto se le denomina técnicas black hat y white hat de SEO.

White Hat SEO

WHITEHAT

Estas son las prácticas y acciones que entran en el lado ético del SEO, son las técnicas de posicionamiento web que se rigen por todos los lineamientos de Google. Esta técnica busca mejorar la experiencia del usuario con la finalidad de mejorar la relevancia y jerarquía de la página.


Aquí te mostramos algunas de las técnicas que entran en el white hat SEO:

  • Backlinks: cuando tu página recibe una mención de un enlace externo, cuando otra pagina relevante te menciona o cuando colaboras con otra página con contenido similar, los Googlebots y otros spiders toman esto como una referencia a la credibilidad y valor de tu sitio.
  • Optimización Onsite: publicar de forma regular, tener un buen sitemap y usar texto alternativo para tus imagenes son algunas de las acciones que puedes utilizar para mejorar el posicionamiento y relevancia de una página a la hora de mostrar resultados en un motor de búsqueda.
  • Contenido de calidad: una vez más, la creación de contenido original y útil es la base de esta práctica. Esto te ayuda a que tu público objetivo realmente se interese en lo que dices y empiecen a buscar tu marca de forma recurrente para lo que necesiten.

Black Hat SEO

BLACKHAT

Por otro lado, estas prácticas son aquellas que no siguen la ética. El objetivo de esta técnica es posicionar la página o la marca sin importar el precio y pasando por alto los lineamientos de Google. De esta manera se consiguen los resultados de una manera más rápida, pero puede llevar a una penalización por parte del motor de búsqueda.


Algunas técnicas de black hat SEO son:

  • Keyword stuffing: el uso de palabras clave es muy importante para los motores de búsqueda, sin embargo, la sobreutilización de estas palabras clave de forma innecesaria e incoherente en un texto, está penalizada por Google. Los Googlebots ahora son capaces de detectar cuando una palabra no tiene sentido en el texto y pueden castigar a quien este realizando el acto.
  • Textos copiados: tomar el contenido de otra pagina y publicarlo como propio es una de las técnicas black hat mas sucias que existen. Google es capaz de detectar y decidir cuál es la publicación original y penalizar a quien lo haya copiado.
  • Spam: mandar información sin que haya sido solicitada y de forma masiva a través de las diferentes plataformas digitales. El Spam es una de las técnicas más antiguas y la más molesta de todas y que, lamentablemente, muchas empresas aún hacen uso de ella a pesar de que es una de las menos exitosas.

Muchas veces las empresas se pueden ver tentadas por utilizar técnicas de black hat SEO porque los resultados son más rápidos, pero Google y otros motores de búsqueda como Yahoo y Bing siguen actualizando sus spiders para que sean capaces de detectar este tipo de prácticas y poder penalizar a los que las utilizan.


Las técnicas de white hat SEO, aunque sus resultados sean a largo plazo, terminan siendo más efectivas. Así tu marca gana credibilidad y relevancia para tu público objetivo y los buscadores.