RH y TI pueden ser verdaderos socios estratégicos del negocio

Ha llegado el momento de sacar provecho de diferentes soluciones de colaboración del área de TI que no habíamos considerado y que nos permitirán crear un ambiente de trabajo adecuado, innovador y con colaboradores más felices.

Ha llegado el momento de sacar provecho de diferentes soluciones de colaboración del área de TI que no habíamos considerado y que nos permitirán crear un ambiente de trabajo adecuado, innovador y con colaboradores más felices.

Al respecto, Elba Figueroa, directora de Recursos Humanos de Cisco México, señaló que en plena Era Digital participan al menos tres generaciones en el lugar de trabajo: Baby boomers, X y Millennials. Estos últimos son la fuerza laboral que se está integrando a las organizaciones y son sociables, rápidos y digitales, tienen la tecnología integrada como parte de su vida; asimilan los avances tecnológicos, personalizan su mundo en la red y encuentran todo de inmediato.

Esto conlleva a diferentes retos para las organizaciones y especialistas en Marketing Digital, pues el futuro del trabajo requiere innovación y la habilitación de nuevos modelos de organización en el que interactúan distintas generaciones. Los espacios de trabajo fijos tradicionales con horarios establecidos de entrada y salida no es algo que los Millennials están esperando; es aquí donde viene un cambio de cultura corporativa muy fuerte y la tecnología juega un rol crucial, pues nos permite hacer esa transición de la oficina tradicional a la combinación del espacio físico y virtual.

La directora comentó que la tecnología actual nos permite tener una interacción continua, fluida, constante e incluso cara a cara aun a kilómetros de distancia. En este punto es donde el área de TI se vuelve nuestro asesor y socio estratégico de negocios para determinar qué podemos lograr, definir y qué necesitamos para poder alcanzar lo que buscamos.

Asimismo, Elba Figueroa visualiza varios retos:

  • Promover un cambio en la cultura de la empresa, donde confiamos en el empleado.
  • Establecer un modelo de trabajo por objetivos.
  • Tener los canales de comunicación adecuados y establecer rituales para ello.
  • Dejar claro cuáles son los parámetros de evaluación.
  • Confianza y responsabilidad.