Rediseña tu página web

Nuevo año, más oportunidades

Tener la misma imagen empresarial cada inicio de año, ya no es funcional. Sin un rediseño de sitio web, pierdes un porcentaje de visitantes frecuentes y hasta de ventas potenciales.

Una página web es una extensión de tu negocio, es la mejor carta de presentación de lo que ofreces, con el dinamismo digital actual es como un ente vivo que requiere nutrirse y renovarse.

Así como las personas ven el término de un año y de inmediato piensan en los propósitos del entrante, de igual forma las empresas terminan un ciclo y ya tienen los objetivos a cumplir para el inicio del siguiente, las estrategias y acciones a aplicar para cumplir esos objetivos. Aquí te van unos puntos por lo que cada año debes rediseñar tu sitio web:

 - Imagen. Los usuarios se acostumbran a un sitio, pero después de un tiempo, al ver siempre lo mismo, piensan que no hay nada nuevo y pueden llegar a evitar navegar por tu página; si la rediseñas, ofreces una imagen fresca y renuevas el interés (y la curiosidad) para que naveguen por tu sitio, además que te diferencias de tus competidores.

 - Dinamismo. Una empresa que mantiene el mismo sitio por mucho tiempo comunica una imagen pasiva, de estancamiento, lo cual redundará en la preferencia e impacto entre los usuarios. Al rediseñar tu sitio te mantienes como una empresa vigente y de vanguardia.

 - Oportunidad. Te brinda la opción de mejorar áreas, plantear nuevos objetivos, eliminar lo complejo o incómodo, acoplar tus productos y/o servicios con las estrategias del nuevo ciclo. Tienes la mejor oportunidad de actualizar precios, promociones, servicios, catálogos, etcétera.

 - Nuevos públicos. Con una imagen renovada puedes orientar tu estrategia hacia otros públicos y crecer. Es el momento de cambiar de mensaje, difundir nueva información o incursionar con otros productos y/o servicios.

 - Concepto. Todos los años son distintos, tanto para las personas como para las empresas, porque cambia el contexto, objetivos y estrategias, cada año puedes lanzar un mensaje distinto, enfocado y alineado con lo que busca tu negocio. Quizá para tu empresa viene un año de cambios o un aniversario fuerte y tienes que darlo a conocer desde tu sitio.

 - Búsqueda. Rediseñar tu página permite allegarte a nuevas tecnologías o tendencias de búsqueda, de manera que facilites el posicionamiento de tu sitio, las palabras claves de tu negocio y así generar mayor impacto por el aumento de tráfico en el mismo. Con esto optimizas tu página y la haces más funcional, rediseñarla te dará la oportunidad de hacerla responsiva, es decir, óptima para navegar desde cualquier dispositivo móvil.

 - Ventas. Un buen rediseño de tu sitio web pensado integralmente, es decir, que sea vistoso, que comunique y sea de fácil navegación, siempre se reflejará en más visitantes y mayores ventas.