Llevar a un cliente desde el primer contacto con tu contenido hasta que se interese en utilizar tu producto o servicio puede ser un proceso difícil si no se tiene el conocimiento y herramientas correctas para hacerlo. Actualmente las personas quieren la información rápida y concreta, sin perder mucho tiempo en contenido que no les interesa o que no tiene ninguna utilidad en su vida.

Una vez que tu contenido logra cautivar el interés de un usuario y decida continuar su recorrido en el funnel de ventas, debes asegurarte de seguir nutriendo ese interés y poder convertir a tu cliente potencial en una venta real.

Una landing page es una plataforma digital que puede ser la clave para que una persona decida si quiere continuar contigo y con tu marca, o si prefiere buscar información en otro lado. Por eso, te traemos 5 elementos claves para que tu landing page sea efectiva:

landing_pages

 

1. Pulcritud y sencillez

Cuando logras que un usuario llegue a tu landing page, tu primer objetivo debe ser que no haya nada que lo distraiga de continuar por ese camino; por eso tu página de aterrizaje debe de ser concreta.

Elimina el menú de inicio, enlaces externos y cualquier otro elemento que pueda hacer que el visitante pierda el interés en tu oferta. Mientras más enfocado esté un usuario en tu página, menos probabilidades existen de que cambie de idea.

 

2. Oferta de valor: ¿qué es lo que ofreces?

De la misma manera, debes describir de manera concreta y directa cuál es tu oferta y cuál es el valor que tiene para el usuario; cuáles son los beneficios que obtendrá, por qué es importante y cómo puede sacar rendimiento a través de ella.

También recuerda que tu contenido y tu oferta deben de cumplir todas las expectativas y promesas que hiciste para que el contacto no quede insatisfecho y piense que ha perdido su tiempo.

 

3. Sólo pide datos valiosos

Recuerda que una persona se aburre muy fácilmente, siempre busca una manera fácil de aprender y de obtener un beneficio. Por eso, cuando pidas información acerca de un prospecto, debes asegurarte que tu formulario sea corto y únicamente pedir información absolutamente necesaria.

Piensa realmente cuánta información necesitas en ese momento acerca de un cliente potencial. Para la primera vez, el nombre completo y correo electrónico son suficientes para continuar con el proceso; pero si requieres más información, procura que se ajuste al nivel de calidad del contenido que estás ofertando.

 

4. Elementos visuales

El uso de elementos visuales puede ser un punto a favor para que a una persona le siga pareciendo llamativo tu contenido. Colócalos de manera clara y ordenada.

Utiliza imágenes que se relacionen con el contenido o la oferta que estás haciendo al cliente. Aunque también recuerda que no debes exagerar en el uso de este recurso para no abrumar al usuario con información innecesaria.

 

5. Call to action

Este es el último paso para que el cliente obtenga tu contenido. Un CTA debe de ser fácil de ver, entender y utilizar. No compliques las cosas usando una frase larga o utilices una imagen muy elaborada.

Únicamente necesitas una línea breve y concreta que indique al cliente el siguiente paso; verbos como descarga, lee, aprende o baja son muy efectivos. Además recuerda utilizar un diseño que se distinga y contraste con el resto de tu página para que sea fácil de identificar.

Una vez que sigas estos consejos verás como tu porcentaje de efectividad en cuanto a leads convertidos comienza a incrementar. Recuerda siempre probar diferentes diseños, colores, imágenes y otros elementos para saber qué es lo que está fallando con tu landing page.

Aún cuando tengas todo lo que mencionamos en esta lista, siempre debes estar pensando en cómo mejorar.

 

Si estás listo para empezar tu estrategia 360, puedes hacerlo con nosotros en el siguiente enlace:

Central interactiva