Cuando una empresa tiene un nuevo servicio o producto espera que se incorpore exitosamente a la gama ya existente para que el público lo adquiera, pero esto no surge de forma natural, además de que el proceso puede ser lento, por eso es necesario hacer una campaña de lanzamiento, con la cual se logra contundencia para dar a conocer “eso” nuevo.

Los esfuerzos publicitarios y contenidos que se realicen deben ser específicos para esa campaña de lanzamiento, por lo tanto, el “lanzamiento” debe verse como una estrategia independiente a todo lo que viene realizando una marca para publicitar sus productos o servicios. 

Para cualquier lanzamiento hay que considerar puntos importantes que nos lleva hacia buen puerto. Por ejemplo, de qué vamos a hablar, cómo lo vamos a decir y en dónde; de ahí la necesidad de desarrollar una directriz clara de comunicación para el nuevo producto o servicio.

De esa directriz deberán desprenderse todos los contenidos que hablarán de algo nuevo que viene, por qué llega, qué lo diferencia, qué soluciona, etc. 

Aunque pareciera lógico es necesario tener en cuenta que no debes hacer campañas de lanzamiento múltiple, porque a menos que seas una marca que abarque diferentes sectores, tus esfuerzos pueden bloquearse. 

Es tentador hacer un lanzamiento y de una vez en el mismo paquete hablar de dos o tres productos o de un producto nuevo y de paso de un servicio que no ha tenido tanta presencia. Eso está mal. Si el lanzamiento implica una gama de productos o servicios que son familia entre sí obviamente va en el mismo lanzamiento, pero si no tienen nada que ver no te resultará. 

Tampoco ancles tu lanzamiento con otro producto o servicio ya existente; sí se menciona la empresa y marca que lo respaldan, pero no se hace una campaña unida de los productos ya posicionados: número 1 porque puede opacar la novedad y número 2 porque si algo sale mal en tu estrategia estás arriesgando la imagen de lo que ya tienes seguro.

En caso de que un producto existente ahora tiene una adición, modificación o evolución, entonces estamos hablando de una “versión”, por lo que la campaña de lanzamiento es de una versión no de un producto nuevo. 

Recuerda que cada producto o servicio son independientes entre sí, cada uno requiere su tratamiento específico. 

Mucho ojo en no realizar un lanzamiento sin una investigación, plan y estrategia previos. Parece obvio que una marca al incorporar un nuevo servicio o producto ya tenga un estudio de mercado, de audiencia, un análisis FODA, etcétera; pero muchas veces es una investigación menor pensando que por inercia el público recibirá lo nuevo y no es así.

Es mejor hacer todo un trabajo previo a un lanzamiento, que no te gane el ímpetu. Esa investigación será fundamental para el éxito de una campaña de lanzamiento porque se tendrán bases sólidas para poder desarrollar y aplicar con éxito todas las estrategias.

De esta forma podrás definir cuánto tiempo es el necesario para el lanzamiento de un producto, estableciendo las fases de expectativa y las de posicionamiento; tener objetivos claros de qué busca. 

Trata de centrarte en cuestiones específicas que son las que suelen diferenciarnos de la competencia, pregúntate qué quieres dar a conocer de ese producto o servicio. Hay mucho de lo que se puede hablar, pero es mejor centrarse en cuestiones particulares que hagan resaltar a eso nuevo.

Define bien todos los canales y plataformas donde comunicarás que viene  algo nuevo, piensa si tendrás un micrositio para el lanzamiento; qué materiales difundirás en redes sociales, si habrá publicidad exterior, si se hará una activación. Mucho cuidado si cuentas con un mix de elementos físicos y digitales porque deberás procurar que todo se integre hacia la línea directriz de comunicación de tu lanzamiento, de tal manera que no se vean como esfuerzos por separado.

La innovación es clave, es la respuesta a esa pregunta que todos nos hacemos cuando vemos que viene algo nuevo: ¿qué tiene de diferente de tal o cual cosa? Hay que ser disruptivos; si es un producto o servicio que ya existe en el mercado, con una gran competencia y nada te diferencia será más difícil que tu lanzamiento llame la atención.