El 30 de junio se celebra el Día Mundial de las Redes Sociales, estas plataformas digitales que hoy son parte de prácticamente todas las personas, cuya interacción ha aumentado en los últimos años de gran forma.

Este crecimiento ha sido natural porque las nuevas generaciones van impulsando el cambio digital, más por la generación alpha cuyos integrantes ya son nativos digitales y para quienes las redes sociales es su entorno por excelencia.

¿Te imaginas cómo era un mundo sin redes sociales? Si eres de la generación X seguro sí, si eres millennial probablemente también, pero para aquellos que nacieron y nazcan después del 2000 la idea será un absurdo o una locura.

Se dice que los pioneros de una red social fueron Classmate y Six Degrees, las cuales vieron la luz en 1995 y 1997, respectivamente, claro sin el éxito que hoy tienen estas plataformas porque incluso el internet no era generalizado como hoy. Tampoco se conocía el término en el ámbito digital, sí se utilizaba en estudios de sociología o antropología social para comunidades con intereses compartidos, pero nada más. 

El fin de Classmate era encontrar grupos de estudio de cualquier grado o nivel, mientras la estructura de Six Degrees ya cimentaba bases para la esencia de las redes de hoy: se abría un perfil, se daban datos, se tenían listas de amigos y se propiciaba la interacción.

Sin embargo, el concepto como tal de red social y su uso masivo tardó hasta 2002 y 2003 con el surgimiento de Friendster, Hi5, Myspace, Tribe, entre otros intentos de este estilo. Realmente fueron estas plataformas la que abrieron el paso a lo que hoy se conoce como red social.

Para finales de 2007, MySpace superaba los 70 millones de usuarios registrados. Aunque el número de inscritos ya era considerable, muchos tenían abiertos perfiles sin usarse, solamente por probar o estar en “onda”, la interacción física dominaba la convivencia social.

A partir de 2004, con el surgimiento de Facebook se detonó una expansión enorme de las redes sociales, de opciones y de personas que querían pertenecer a estas. Si bien, ya había redes antes de Facebook como LinkedIn que nace en 2002, fue el éxito de Facebook el que hizo que otras murieran y algunas tomaran fuerza, así como el surgimiento de plataformas como Twitter o YouTube que vinieron a consolidar el concepto, objetivo, estructura y la Era de las redes sociales.

Desde ese año surgieron más redes sociales, todas con la finalidad de generar una comunidad enlazada con intereses en común, que interactúe e intercambie contenidos; existen redes masivas, específicas, por grupo, por profesión, etcétera. Ahora es impensable no pertenecer a ese mundo digital en el que se mueve el mundo.

Central interactiva