La tendencia creciente del uso de videos para posicionar una marca se debe a una mezcla en la que se ofrece mayor información o conocimiento, el atractivo visual y la facilidad de asimilar un cómo o por qué de un producto o servicio. El uso de los videos es popular, pero qué pasa con los anuncios de video, se pensaría que suelen ser invasivos provocando que la gente quiera bloquearlos o por los menos ignorarlos.

Investigaciones de Google demuestran lo contrario, con una buena segmentación, un manejo creativo y una propuesta de valor pueden hacer que los anuncios de video contribuyan con el retorno de inversión publicitaria en campañas.

De acuerdo con estadísticas de Google, en 2015 el 65% de los anuncios de Preferidos de Google en esta plataforma experimentó un aumento en el conocimiento de la marca, con un incremento promedio del 17%.

Mientras más tiempo una persona mire un anuncio de video, más alto será el incremento del conocimiento de la marca. Google indica que TrueView es decisivo en la métrica de los anunciantes, ya que el 57% de las campañas vieron en promedio un aumento de 13% en la consideración de compra; gente que vio el anuncio por más de 30 segundos o más muestran un cambio en favor de la marca, por ejemplo un 24% de las campañas vieron en promedio un aumento del 3% en la preferencia y 35% de las campañas vieron un cambio en la intención de compra.

Estas cifras comprueban que YouTube genera aumentos en métricas clave en el recorrido del consumidor, pero un factor que las marcas deben considerar para que realmente haya un cambio en el consumidor es que su anuncio se mire más veces.

Central interactiva