La resistencia al cambio suele ser un rasgo distintivo en los humanos, en diferentes etapas del ámbito personal, social o laboral nos ocurre, principalmente porque el cerebro está acostumbrado a buscar estabilidad y cualquier cambio lo interpreta como señal de peligro.

 Eso lo vemos reflejado claramente en las empresas, aquellas que ya suman algunos años de actividad, van cayendo en una estabilidad operativa que luego se convierte en conformismo, pero no se percatan.

 Ese perfil de personas considera hacer modificaciones, pero menores, casi imperceptibles, que no se metan con la estructura o algo más de fondo en el negocio. Siempre hay que estar alerta a esto porque cualquier compañía –sin importar el tamaño de esta- se mueve en un mercado sumamente dinámico.

Si todo se mueve, evoluciona, desde la competencia hasta los proveedores y los gustos o hábitos de los clientes, entonces es lógico pensar que tu negocio también debe adaptarse, moverse y cambiar lo que sea necesario; claro con decisiones analizadas, fundamentas y que sean estratégicas.

Pero si todo se mueve y tú no es riesgoso, en un momento dado ese todo irá a un ritmo tal que siendo tu negocio estático no se verá ni lo considerarán, es lo que se podría llamar un fantasma o ente comercial; el mismo mercado te sacará del espectro de acción y verás que todos interactúan menos tú.

Por eso es importante vencer la resistencia a los cambios en tu negocio y para ello te brindamos algunas claves que te pueden funcionar: 

- Tú debes estar convencido. La cabeza o cabezas de la empresa deben ser los primeros en estar convencidos del cambio para impulsarlo de forma auténtica.

- Realiza una comunicación clara, directa y abierta de los cambios.

- Debes generar un hilo comunicacional que permee a todos en la empresa, en donde destaques el cambio para qué, por qué y cómo. Esto hará que tengas un rumbo.

- Estructura el cambio, eso le dará a todos tus colaboradores una base dónde pisar. Puedes tener la visión de un gran cambio, pero desarrolla pequeñas y medianas acciones que serán parte de esa visión. Esto te permitirá ir paso a paso, cumpliendo micro-objetivos hasta que sumando esas acciones realices el cambio esperado.

- Es importante no improvisar, que el cambio tenga fondo, mediante un análisis, investigación, planificación, etc. Si la cabeza es dispersa seguramente el cambio solamente traerá problemas; ninguna modificación puede surgir de una idea pasajera porque su implementación no será funcional.

- Refuerza la motivación. Todos aquellos que tienen a su cargo un departamento o son responsables de varias personas deben tener tan claro el cambio que sean embajadores y promotores de dicha modificación; que sepan motivar a su gente para generar un ambiente de impulso y no de freno.

- Ligado a lo anterior es necesario que generes certidumbre, recuerda que los cambios predisponen a las personas por el temor a lo desconocido, si logras generar certidumbre estarán más calmados y confiarán en lo que se hará porque pueden visualizarlo; pero si no se logra empiezan los grupos de oposición, los temerosos de perder el trabajo, los instigadores y demás comportamientos que en nada ayudarán a tu proyecto.

- Necesitas un grupo de líderes que sepan hacer tu mensaje y que compartan la visión de ese cambio para que todos los esfuerzos se amalgamen. Mucha atención de ser congruentes en la parte del discurso y las acciones, para que realmente el personal se sienta parte fundamental del cambio.

- Establece fechas límites para cada mico cambio, para cada acción y donde dejes claro quiénes son parte de esas acciones para que no entres en un proceso de aplazamiento o de da vueltas sobre un punto que no te deja avanzar.

- Identifica los obstáculos y trátalos, llega a una solución. Parte del cambio son medidas que van junto con toda la empresa y si en un momento dado hay un área o un grupo de personas que no se convencen, que por más actos y explicaciones siguen contra el cambio deberás evaluar si es necesario que continúen en la organización. Es lo que menos se quiere al implementar algún cambio y seguramente no llegarás a esto si aplicas todos los demás aspectos que se mencionaron anteriormente.