Cuando se pensaba que se había entendido el enigmático comportamiento de los millennials se pone ahora en la mira a la generación que le sigue: la Generación Alpha, es decir, lo hijos de los millennials, aquellos nacidos entre 2010 y 2025.

Se trata de una generación en formación, lo cual se vuelve más complejo el tratar de entenderla, ya que los más grandes apenas cuentan con 9 años de edad, pero las marcas ya están pensando en ellos para saber cómo abordarlos.

La Generación Alpha es la primera en ser nativa digital y eso es lo que marcará su cosmovisión, ya que la tecnología y el estar conectados serán necesidades fundamentales para ellos. Los chicos de esta generación ya son parte fundamental en las decisiones de compra de la familia, más que cualquier otra generación, ya que hay una relación más estrecha entre padres e hijos.

Ellos crecen con el ejemplo de sus padres siempre conectados, no saben de ese mundo que se habla a veces nostálgicamente en que no se dependía tanto de la tecnología. Para los Alpha estar conectados será la vida misma.

La realidad en las plataformas digitales tendrá mayor peso que el mundo físico, necesitarán aprobación constante e interacción dentro de ese entorno digital, aunque en la “realidad física” no lo tengan.

Por lo tanto, el mundo analógico no les significará nada ni tendrán experiencias al respecto, puede ser la primera generación que nunca haya asistido a una biblioteca para realizar una tarea.

Para 2025 podrían ser más de 2,000 millones las personas que integren esta generación, adictos a la innovación y a la inmediatez, querrán lo más nuevo, se relacionarán con la tecnología a niveles que no hemos visto, todo tendrá que ser instantáneo.

Será la Generación Alpha la que impulse y concrete al internet de las cosas y la realidad aumentada, será tal el grado de necesidad de conexión en todo momento que el smartphone será insuficiente, el internet deberá estar en su entorno general, en sus autos, casas, ropa, en TODO.

Tendrán un cúmulo inmenso de información y sabrán relacionarse con esa saturación, por lo que será una generación práctica que conozca de temas diversos hasta de manera autodidacta. Esto provocará que se aburran fácilmente y su atención sea solamente de segundos, asimismo se volverán egocéntricos porque sentirán que todo lo saben.

Serán todavía más independientes y despegados de las relaciones humanas que los millennials; se les facilitará ser emprendedores y buscarán siempre una mejor calidad de vida. Vivirán en transformaciones constantes, una tecnología será obsoleta en días o meses, necesitarán estar a la vanguardia lo que los llevará a ser materialistas.

Los Alpha será una generación más abierta, con menos prejuicios, aunque influenciables por la gente que domine las plataformas digitales. Desde el punto de vista comercial habrá un gran potencial porque serán consumidores, pero el reto será en captar su atención.

Central interactiva