Uno de los mayores retos de las agencias de publicidad actualmente es posicionar sus cuentas y páginas dentro de los buscadores para que la gente los pueda encontrar más fácilmente y así puedan generar un mayor tráfico dentro de las mismas. Para esto utilizan técnicas y herramientas para mejorar su SEO y así mejorar su plan de estrategia digital.

Pues así como en los buscadores, en redes sociales también hay una gran cantidad de competencia. Por este motivo, las agencias también deben pelear por la atención de los usuarios en este medio y ahí es donde entra el Social Media Optimization (SMO). En pocas palabras, el SMO es la optimización de una estrategia de las redes sociales para generar más tráfico y atraer a más usuarios.

Ya todos sabemos del increíble poder que tienen las redes sociales y que son una de las mejores herramientas para distribuir nuestro contenido. Afortunadamente, la mayoría de las redes sociales hoy en día cuentan con muchas estadísticas y parámetros que nos ayudan a saber qué tan eficientes son nuestras campañas en cada una de ellas.

Así como en SEO, debemos de buscar la forma de que nuestra página aparezca entre los primeros resultados de búsqueda dentro de las redes sociales. De igual manera, el SMO busca que nuestras publicaciones aparezcan de manera más frecuente ante los usuarios de las redes para atrae a un público más extenso.

Para lograrlo, las recomendaciones básicas son prácticamente las mismas que para una página web; se deben de optimizar los títulos, utilizar keywords fáciles de encontrar, hacer uso de videos e imágenes para llamar la atención y que el público puede encontrar fácilmente la información que está buscando acerca de nuestro producto o servicio.

Además, en redes sociales hay una gran relevancia para el papel del community manager, ya que una página que responde rápido a las dudas y comentarios es mejor valorada por redes como Facebook.

Una buena estrategia de marketing digital puede ser la diferencia entre el éxito o el fracaso de un negocio, por lo que es importante tomar en cuenta cada uno de los elementos que componen la campaña en redes sociales y así lograr que nuestra estrategia funcione de la mejor manera posible.