El algoritmo de Google para las búsquedas siempre está en constante evolución para ser más preciso, además de procurar poner bloqueos para que las páginas no se posicionen por “trucos”, sino por contenidos que realmente otorguen valor a los usuarios.

En esta tarea, Google anunció BERT (Bidirectional Encoder Representations from Transformers) con lo cual buscan procesar el lenguaje natural en que las personas se expresan para buscar información en la red. Lo cual podría afectar el SEO o las estrategias de posicionamiento.

“El buscador será capaz de comprender mucho mejor lo que quieren saber los consumidores. Para lo cual han aprendido de BERT, una red neuronal de procesado del lenguaje natural que abrieron en código abierto el año pasado”, explicó Google.

La inteligencia artificial tras el buscador ha avanzado al grado de que el sistema puede aprender de lo que ha registrado en un idioma y aplicarlo en otro, así que BERT iniciará en inglés, pero pronto se extenderá a otros idiomas. 

Lo que buscará el algoritmo es detectar matices para dar respuestas más eficientes de lo que un usuario en particular está buscando. Se podría decir que más que palabras claves o términos el criterio ahora será más “conversacional”, tal como hablan las personas, con sus peculiaridades y hasta errores. 

Para Google es uno de los mayores cambios que han hecho en su algoritmo y regirá (actualizándose cad avez más) durante los próximos cinco años. Para el SEO y posicionamiento de una página el reto será informar con valor, pero también utilizar estos tópicos conversacionales por los cuales se realizan las búsquedas y estar muy atentos porque el buscador ha ganado la habilidad de comprender hasta la intención tras una búsqueda.