Si cuentas con una posición de mando, liderazgo o tienes tu propia empresa o negocio sabrás la importancia de tener a un equipo de trabajo sólido, pero no siempre es fácil mantener el ambiente óptimo, integración e impulso de cada uno de los elementos de dicho equipo.

Para eso es vital la motivación, la cual va más allá de dar una palabra de ánimo, ya que debería ser una práctica cotidiana en el mundo laboral, una estrategia y parte de la cultura de trabajo para que los resultados sean eficientes.

Hace algunos años realmente era como algo opcional e incluso no se le tomaba en cuenta porque eran tiempos en que el ámbito laboral estaba dominado por la generación X, individualistas, con metas personales que no requerían de una “motivación”, simplemente avanzaban. 

Conforme los millennials han dominado esta esfera las relaciones de trabajo cambiaron y uno de esos cambios es precisamente la motivación porque las nuevas generaciones vienen con un espíritu más colaborativo, les gusta trabajar por objetivos y no se atan a una empresa por el hecho de tener un ingreso, sino por el ambiente laboral general. 

Por eso las empresas cada vez hacen uso de la motivación como una gran herramienta de productividad, así que la incorporan en todas sus áreas. 

Motivar es dar un impulso que movilice o lleve a la acción, así que la motivación empresarial necesariamente deberá ser un impulso hacia algo, hacia una meta; teniendo claro hacia dónde se va es más fácil que todos los integrantes de un equipo de trabajo lo entiendan y se muevan hacia ese mismo fin.

Aquí te van unos puntos por los que es importante que cuentes con un equipo de trabajo motivado:

  • Un equipo motivado tiende a integrarse porque tienen una meta clara.
  • Propicias una mayor comunicación.
  • Tendrás opiniones valiosas ante un proyecto.
  • Las personas disfrutarán de sus labores.
  • Se alinean todos hacia los valores de la empresa.
  • Generas más ideas y promueves el talento.
  • Optimizas tiempos.
  • Tendrás colaboradores fieles a la marca.
  • Las relaciones laborales serán de largo plazo.
  • Contribuyes con un ambiente agradable de trabajo.
  • Si reconoces la valioso que son cada uno de los integrantes de tu equipo, se esforzarán más y tendrás entrega total a un proyecto.
  • La gente rinde más en su trabajo.
  • Alcanzarás objetivos planteados.
  • Tu equipo se será parte de los logros.

Al final, todo esto es beneficio para tu empresa, negocio o para un proyecto, pero un beneficio compartido y repartido con las personas que forman parte de tu equipo de trabajo. Tendrás mejores resultados, alcanzarás metas, rebasarás expectativas, pero todo como un equipo; todos tuvieron que participar y dar su 100% para lograrlo, por igual si hubo fallas u obstáculos todos lo toman como tal y como equipo sacan adelante el proyecto.