El mundo de la publicidad es sumamente diverso, se puede hacer promoción y difusión de algo en medios, canales y plataformas tan versátiles que muchas veces no se puede abarcar todo, pero es importante realizar un esfuerzo para implementar un estrategia 360.

Cuando se escucha el término 360 se piensa en abarcar todo, pero no es así, una estrategia de comunicación o marketing 360 es atacar un mensaje desde distintos ángulos, en el caso de campañas digitales implementar una estrategia 360 tiene que ver con las herramientas digitales con las que se alcanzarán objetivos específicos.

De igual forma, una estrategia digital 360 no quiere decir que se use todo para todo, porque entonces no sería ser estratégicos, además de que los presupuestos tampoco lo permiten en la mayoría de las veces.

¿Entonces por qué sería 360? Porque cubre todos los ángulos de una campaña e integra diferentes recursos, plataformas, medios y canales para hacer llegar un mensaje hacia una audiencia. Lo más importante es ser integral y cubrir todos los aspectos necesarios para que se cumplan las metas.

Una estrategia digital 360 considerará desde el sitio web de una marca, si tiene blog, sus redes sociales, la parte de búsqueda y remarketing, hará un mix entre lo orgánico y lo pautado. Pero también puede ir dejando de lado lo que no servirá para cubrir algún ángulo de la campaña, por eso decimos que no es todo para todos.

Aquí te mencionamos algunos puntos que destacan la importancia de una estrategia digital 360:

Diversidad de herramientas y recursos. No te casas con una sola herramienta que si bien te puede dar resultado, se limitará a un solo ángulo de la campaña.

Optimizas recursos. Con una campaña 360 es más fácil adaptar el presupuesto y sacarle mayor provecho por los esfuerzos orgánicos que se realizarán para la misma. 

Comunicación integral. Tienes en vista todos los ángulos de una campaña y tu comunicación se hace fresca, versátil y más enfocada.

Poder de segmentación. Ganas en cómo perfilas a tus clientes y audiencias para poderlas atacar de mejor manera.

Engranes en movimiento. Con una estrategia 360 generas relaciones de largo plazo, mayor alcance y posicionamiento, para que los esfuerzos no sean del momento, sino que tengas frutos por un mayor tiempo, ya que generas engranes que se van moviendo y cuando ya tengas éxito, solamente necesitarás irlos afinando.

Mayor creatividad. Tu creatividad no se ve limitada por herramientas o plataformas, ya que puedes combinar muchos recursos y moverte libre entre estos.

Versatilidad. Tus campañas tendrán más posibilidades para implementarse, mejorarse o rectificarse si es el caso.

Visibilidad. Con una estrategia 360 tienes todo a la vista, todo va enlazado y cualquier esfuerzo o inversión sabrás dónde ubicarlos, asimismo, cualquier resultado sabrás de dónde proviene. e esta forma, tendrás indicadores muy claros de cómo vas, todo es medible y verificable.