Hay experiencias que en sí mismas parecería imposible que se logren si no es de una manera física o tradicional, pensemos por ejemplo en una agencia de autos, la gente está acostumbrada a entrar en amplios edificios con instalaciones modernas, donde haya una atención personalizada y muchos vehículos para ver o probar.

Volkswagen Argentina se arriesgó en la búsqueda por innovar al lanzar un concesionario digital, asumiendo el reto de lograr una experiencia única que mantenga el toque de atención, la gama de opciones, pero con el refuerzo de herramientas tecnológicas.

El proyecto se denominó Digital Dealer Experience (DDX) y la experiencia incluye una pantalla táctil, gafas de realidad virtual y una tablet, con lo cual minimizan espacios porque a través del recorrido virtual es donde se pueden observar aspectos de los vehículos, además la compra se hace más ágil, flexible y dinámica.

DDX brinda la posibilidad de configurar el modelo y versión del automóvil, así como comparar versiones, colores e inclusive agregar accesorios. Volkswagen Argentina anunció que el objetivo es cubrir un 30% de la red de concesionarios en aquel país en 2019 y un 100% para el 2020.

Central interactiva