El siguiente paso en la evolución de internet será contar cada vez más con objetos conectados que interactúen con su usuario, con otros objetos y de usuario a usuario, por lo que la ropa y todo tipo de accesorios están en la mira para que sean los grandes portadores de la conectividad.

Ya se han dado esfuerzos al respecto, con lentes, relojes, camisas y pantalones, pero todavía están en una etapa de prueba. La idea irá más allá, rompiendo los esquemas que hoy conocemos, porque el internet podría estar en toda tu ropa, desde una sudadera hasta tenis, collares, pulseras y prendas interiores. 

Prácticamente cualquier artículo que forme parte de nuestra vestimenta podría tener alguna especie de conectividad, a la que se le agregarían funciones de interacción.

Suena como un futuro lejano, pero no lo es tanto, ya que la amplia necesidad de estar conectados todo el tiempo y el perfil actual de las generaciones digitales que no pueden estar sin compartir lo que les sucede, su ubicación, la búsqueda de la información y la interacción de redes sociales, empujará a la tecnología para que esto sea una pronta realidad.

Tu ropa podría contener tu ubicación y compartirla, también podrías interactuar con la ropa de otras personas que tienen accesorios similares a los tuyos infiriendo que comparten intereses; harías búsquedas o tener guía como Waze, pero con indicadores desde tus tenis, en los cuales se iluminaría hacia dónde dar vuelta. ç

Incluso tus lentes, chamarras o cualquier artículo que vistas podría interactuar con tu entorno, por ejemplo con las señales viales, recomendaciones de lugares. Hacer reconocimiento de voz y que tu ropa te hable.

Lo que vistas podría saber mucho de ti, registraría signos de tu persona para indicarte tu rendimiento físico, si pisas correctamente, si tu postura es la adecuada. Tu ropa conectará con otros dispositivos como celulares, Ipod, tabletas, sincronizando la información que percibas en tu andar.

Las posibilidades realmente son grandes y en cuanto el internet de las cosas madure, estallarán más oportunidades al respecto. Obviamente se miran beneficios al contar con internet en tu ropa, pero otro sector no lo ve con tanto optimismo, porque señalan una dependencia peligrosa en la tecnología, haciendo más inútiles a los humanos, durmiendo nuestra capacidad de pensar e improvisar. ¿Tú qué piensas?

Solicita tu Diagnóstico Gratuito