Actualmente, el diseño web es fundamental para construir identidad de marca y consolidar un modelo de negocios en línea. Para empezar, es importante fijar objetivos y las tácticas necesarias para alcanzarlos, al igual que un presupuesto.

Se debe tomar en cuenta la funcionalidad del sitio y que realmente dé a conocer la identidad visual de la marca o que la refuerce. Si los elementos gráficos tienen una estructura adecuada, lograremos ofrecer una experiencia agradable de navegación para el consumidor.

Aunque existen distintos medios digitales gratuitos, tener un sitio web dota de prestigio y profesionalismo a las empresas e incrementa el nivel de confianza hacia la marca y lo que ofrece.

Estas son algunas ventajas que te ofrece contar con tu sitio web:

  • Alcance mundial.
  • La cantidad de clientes potenciales aumenta, la experiencia de los consumidores actuales mejora.
  • Posicionamiento en la mente del usuario.
  • Lugar en los motores de búsqueda: para aparecer en Google, es necesario tener un sitio web.
  • Costo-Beneficio: en comparación con otras herramientas de publicidad, Internet ofrece la posibilidad de segmentar nuestra publicidad, lo cual ayuda a crear campañas más efectivas con menores pérdidas.

 La organización de la web es el siguiente punto de importancia: no es suficiente con tener un sitio, también debe contar con un diseño adecuado que permita navegación sencilla.

El logotipo de la empresa debe figurar en el inicio y al centro. La estructura dependerá del giro del negocio y a partir de ahí, se pueden crear plantillas. Aunque ninguna página es igual, todas deben contar con aspectos básicos como: formulario de contacto, información relevante sobre la empresa, banners publicitarios y menú de opciones. El diseño web debe ser responsivo para que se adapte a cualquier dispositivo: se optimizan los espacios.

Otro detalle importante es la elaboración de un manual de estilo para la página que determine qué colores, tamaño de letra, efectos y tipos de imágenes (entre otros aspectos) se van a manejar en el diseño. Esta herramienta resulta útil para los programadores y diseñadores, porque así lograrán respetar la línea de comunicación requerida por el cliente.

Recuerda que sin un buen diseño web que transmita los valores de tu marca, el usuario no se tomará la molestia de leer el contenido.