¿Te imaginas que antes de ver la luz en el mundo ya tengas una presencia digital? Para las nuevas generaciones este fenómeno ya es una realidad.

Se podría decir que viven dos nacimientos, el primero de forma digital y luego el real. La denominada generación alpha o nativos digitales (que son aquellas personas que nacieron a partir del 2010) se mueven desde sus primeros días dentro de la tecnología, para ellos es imprescindible tener un smartphone en la mano y estarán siempre conectados de una forma u otra, al grado que le darán más importancia a su mundo digital que al real.   

¿Cómo es que antes de nacer ya tienen presencia digital? Por sus papás, ya que también son generaciones mezcladas en la tecnología, con un peso tal por lo digital que poseen la necesidad de compartir la noticia de ser padres en las plataformas virtuales. De esta forma y sin reflexionar, hay papás que abren cuentas de mail o perfiles en alguna red social para sus hijos que todavía están en el vientre de su madre.

Taylor Lorenz, escritora de temas de tecnología en el sitio The Atlantic, realizó una entrevista a niños de entre 10 y 14 años para saber qué pensaban sobre e todo el contenido de sí mismos que podían encontrar en la web, gracias a las publicaciones de sus padres: la mayoría se sorprendió y otro tanto, se disgustó al observar fotografías en donde ni siquiera les gustaba cómo salían. 

El punto más tentador para los papás son sitios de fotos en los que se cargan las imágenes del ultrasonido, lo que para muchos es el primer registro digital.

De acuerdo con el estudio de AVG, “Bienvenido al mundo en línea”, se revela que un cuarto de los niños tienen nacimientos en línea antes de sus fechas de nacimiento. La edad en que regularmente ocurre esto es a los seis meses de gestación y los países que más han caído en esta práctica son Estados Unidos, Inglaterra, Canadá, Japón, Australia y España.

Cabe destacar que en el estudio, las mamás encuestadas no mostraron preocupación por la información en la red de sus hijos. Todo esto trae consecuencias en la integración de la personalidad y sus capacidades para esa generación alpha que asimila inmediato un punto crucial: si no estás en el mundo digital no existes.

Esto impone una gran presión en estas generaciones y hay puntos de reflexión desde una perspectiva neurolinguística, psicológica y filosófica. ¿Qué elementos se le están programando a esta generación? Sin decidir, muchas veces sin ningún tipo de filtro reflexivo, los padres integran a sus hijos a un mundo digital que consumirá todo su tiempo porque la misma esencia de estas tecnologías hace susceptibles a las personas a aferrarse y ceder su voluntad, intensificando las conductas adictivas.

A partir del 2010 el mundo es y será totalmente tecnológico, todo estará conectado a través de 50,000 millones de dispositivos, lo cual modificará radicalmente la forma cómo nos comunicamos y determinará las relaciones con las demás personas.

Central interactiva