El estrés no es nada nuevo, lleva años siendo un problema, aunque hablando específicamente del ámbito laboral cada vez se le pone más atención porque el ritmo acelerado, los objetivos y metas crecientes, el exceso de competencia y demás factores han provocado que los trabajadores se sometan a jornadas extenuantes.

De ahí que las compañías toman cartas en el asunto, al menos aquellas que están conscientes que mientras mejor estén sus colaboradores, más productivos serán. Por eso es importante para las empresas el manejo del estrés.

El manejo de estrés consiste en tener una posición o cultura dentro de la empresa que considere esta problemática, con procesos y actividades para observar e identificar puntos de estrés, áreas o trabajadores que más lo presentan; monitorear si aumenta y hallar el porqué se incrementa. Asimismo, que se tengan estrategias para controlarlo y disminuirlo.

Esto a la larga rinde frutos y se tendrá una empresa que considera a sus colaboradores para crecer juntos. Aquí hay una lista de acciones que te pueden ser útiles para impulsar con tus trabajadores para disminuir el estrés laboral:

- Propiciar espacios de descanso.

- Impulsar una cultura de buenas prácticas laborales, evitar que se lleven trabajo en casa, que tomen su hora de comida, etc.

- Haz que todos los niveles de mando se preocupen por la gente a su cargo. 

- Que las tareas se hagan por objetivos o lapsos, de tal forma que tengan puntos para separarse de esa tarea tanto mental como físicamente.

- Generar un entorno agradable laboralmente, desde las instalaciones hasta el equipo humano y sus formas de interactuar.

- Realiza actividades de integración.

- Genera dinámicas en la que los colaboradores puedan moverse, hacer ejercicio.

- Si el tipo de actividad se presta utiliza música, siempre será un elemento que relaje.

- Puedes adquirir programas de relajación como contratar masajes.

- Reconoce el trabajo y motiva a tus colaboradores.

- Usabilidad y ergonomía del área de trabajo.

- Impulsa una cultura de comunicación clara.

- Sé flexible e innova esquemas de trabajo.