Muchas veces se piensa que la comunicación interna es algo exclusivo de las grandes corporativos; es por esto que muchas empresas no tienen desarrollado un plan de comunicación interna realmente funcional. Esto es un gran error, pues un buen plan de comunicación interna puede ayudar a mejorar el rendimiento de los empleados y consecuentemente de toda la empresa.

Los beneficios de la comunicación interna son muchos, ya que genera compromiso en los empleados: mientras más información sobre los objetivos a cumplir, mejor será su desempeño y se sentirán integrados dentro de la organización, es decir, tendrán un sentido de pertenencia en ella. Además fomenta la confianza entre todos y mejora las relaciones, así nadie recibe sorpresas sobre los cambios internos y pueden reaccionar más rápido frente a problemáticas colaborando juntos. 

Para mantener a tu equipo de trabajo informado se pueden utilizar diversas herramientas como medios digitales (intranet corporativa, mailing, WhatsApp o aplicaciones específicas para comunicación interna), actividades grupales (desayunos, reuniones, visitas a gerentes), capacitaciones, encuestas, etc.

Si deseas diseñar un plan de comunicación interna efectivo, debes tener en cuenta varios puntos, entre los cuales destacan: 

  • Identificar el funcionamiento, fortalezas y carencias de los flujos de comunicación en la empresa. 
  • También debes fijar objetivos claros y medibles; necesitarás establecer una persona encargada específicamente para dirigir la comunicación interna. 
  • Es importante definir a quién va dirigido cada mensaje de acuerdo con sus características y funciones a la hora de diseñar el plan, así como conocer sus opiniones y su grado de satisfacción por medio de encuestas, charlas y reuniones. 
  • Es necesario determinar las acciones a tomar en cuanto a las carencias y debilidades en la comunicación. 
  • Se recomienda que hagas un calendario de las acciones a poner en marcha para mantenerlas bien organizadas. 
  • Toma en cuenta después de la implementación de las estrategias, un proceso de evaluación para saber si son efectivas, y en caso de que no lo sean, sabrás qué corregir. 

Es claro que para alcanzar un buen rendimiento como empresa debes darle prioridad a la comunicación y la buena relación con los empleados, pero ve más allá y haz que esa comunicación sea efectiva, con acciones concretas para atacar las necesidades específicas de cada organización. Si lo deseas, puedes tomar un modelo de comunicación interna y adaptarlo para aplicarlo directamente en tu empresa.