En un universo de más de mil millones de sitios web, proteger nuestra información virtual y la de quienes nos visitan es un deber. Google también lo solicita como parte de las políticas que buscan hacer del mundo web, un entorno seguro y confiable. 

seguridad-web-https

Quienes no cumplen con los estándares de seguridad, son etiquetados como sitios no seguros.

Con el fin de ofrecer identificadores que ayuden a las personas a saber qué sitios web cumplen con las normas de confidencialidad y seguridad suficientes (es decir, las que garantizan que sus conexiones dentro de las plataformas digitales están protegidas), surge el protocolo de transferencia de hipertexto HTTPS (por sus siglas en inglés de Hypertext Transfer Protocol Secure).

Su antecesor es el HTTP, el cual no cifraba la información, sino que funcionaba como un protocolo de ‘pregunta-respuesta’ en el que, aunque la carga era veloz, no había seguridad suficiente.

¿Cómo funciona el HTTPS? Es la versión segura del anterior protocolo HTTP pero la diferencia es que trabaja con el llamado Secure Sockets Layer (SSL), el cual procura la integridad, privacidad y confidencialidad de los datos que los usuarios ingresan al navegar por los sitios web de la siguiente manera:

 

1. Datos encriptados que no permiten el robo de datos de terceros ni un seguimiento de las actividades del internauta mientras permanece en un sitio web.

2. Transferencia segura que no permite el daño ni modificación de los datos sin que sea detectado.

3. Autenticación que demuestra que los usuarios se comunican con el sitio deseado, protegiéndolos de ataques de intermediarios.

 

¿Cuáles son los beneficios de implementar este protocolo?

  • En primer lugar, brindar seguridad en el manejo de los datos, sobre todo en aquellos sitios en los que se requiere el llenado de formularios y transacciones comerciales.
  • Google colocará a la izquierda de la barra de direcciones y al inicio de la URL, un candado verde con la leyenda “Es seguro”, visible para todos los visitantes web.

SEGURO

  • Se priorizará el posicionamiento web de los sitios que cuenten con este certificado.
  • Los antivirus bloquean el acceso a sitios sin HTTPS, por lo que contar con él, ayudará a seguir sumando tráfico al sitio y aumentando la credibilidad de la marca o empresa.
  • Este protocolo dificulta los intentos de hackeo más comunes.
  • Hay diferentes Certificado SSL que se adaptan a las necesidades de cada web, por lo que este protocolo ofrece protección que se puede personalizar.
  • Los SSL optimizan los tiempos de carga de las webs hasta en un 40%

 

¿Qué otras acciones se pueden implementar para hacer que los sitios web sean seguros?

IP Dedicada: una IP es una secuencia de números que se nos asigna o que elegimos para ser identificados en la red y así poder determinar desde qué tipo de dispositivo nos estamos conectando.

Todos los usuarios tienen la opción de comprar una IP dedicada o que se asocia con un dominio determinado. Este último caso es especialmente recomendado para una empresa que requiere garantizar la seguridad de todos sus medios y actividades en línea.

Significa tener el control total sobre la reputación del sitio y la puntuación que asignen los motores de búsqueda.

 

¿Qué otras ventajas tiene contar con una IP dedicada?

Aumenta el posicionamiento SEO y directamente ayuda a subir de lugar en la página de resultados de la búsqueda; Google tiene nuevas políticas que priorizan a aquellos sitios que además de ofrecer contenido de calidad, salvaguardan las conexiones seguras, los datos de sus visitantes y que respetan los protocolos que buscan hacer del internet, un lugar confiable.

 

¿Necesitas migrar de HTTP a HTTPS? Si requieres ayuda para lograr una migración exitosa, solicita tu Certificado SSL; podemos ayudarte a alcanzar los objetivos de tu campaña optimizando tu sitio web.

 

Obtener mi Certificado SSL