El email marketing es un recurso que no debemos despreciar, si bien hubo un tiempo que perdió credibilidad por su mal uso, actualmente es una de las mejores herramientas para posicionar una marca, establecer una comunicación con nuestra audiencia y vender.

La clave es contar con una base de datos cualificada, una que hayas construido, cuyos contactos ubican a tu empresa, marca o al personal que labora en la compañía; si lo usas como profesional independiente que sean contactos con los que hayas interactuado física o digitalmente. 

Existe una gran tentación de adquirir bases de datos que sorprenden porque manejan miles de mails, pero esas bases son de humo, si las adquieres estás condenando al fracaso cualquier estrategia que impulses. 

Si tú has construido esa base de datos ya tienes una gran ventaja, no tienen que ser miles de contactos, si son bien calificados, así sean 100 serán más efectivos. Si consideras que requieres más contactos puedes generar una estrategia para sumar leads y aumentar tu base.

Entendiendo este punto, ya podemos hacer una segmentación de nuestra base, podrás desarrollar sectores y contenidos específicos que atraigan a esos contactos en particular. 

Entre las razones más importantes de usar email marketing destaca que es una de las herramientas más económicas y con mayor retorno de inversión; además de su alto nivel de efectividad cuando direccionas bien tu mensaje-audiencia.   

Recuerda que no se trata de lanzar un mensaje por lanzarlo y hay que derribar la mala creencia de que mientras se mande a más contactos más resultado tendrás, por eso necesitamos una base cualificada que no nos capte como spam y a la que le llegarás con una oferta de valor, algo que realmente le sirva. 

Por eso es una herramienta ideal para relaciones de largo plazo, ya que nos permite un gran nivel de personalización. Nadie abre un mail del que no sabemos su procedencia, cuyo mensaje parece un engaño y que nos quiere vender sin que nosotros hayamos pedido un dato o una información. En cambio, cuando ya has tenido un contacto con la empresa, sabes su seriedad, tú mismo pediste informes o te suscribiste a un boletín, el mail que te llegue de esa fuente lo vas a abrir.

Toma en cuenta la importancia del “asunto” y del “cuerpo” del mailing, el asunto debe ser genuino, natural y ofrecer algo de valor, algo que interese; de igual forma el contenido debe ser congruente con el asunto, que no sea un engaño y con el lenguaje justo para el tipo de audiencia con la que pretendes entablar una comunicación.  

El mailing se lleva con muchas estrategias, así que puedes incorporarlo a tus campañas como soporte o para cumplir con objetivos específicos. La accesibilidad es otra de las razones para que uses el email marketing porque existen muchas plataformas desde gratuitas hasta de distintos pagos, de acuerdo con la complejidad que requieras; de fácil uso y muy intuitivas. 

Una razón poderosa es su nivel de automatización, esto te da grandes ventajas de filtración, optimización de tiempos, la posibilidad de crear flujos de respuesta y seguimiento.

El uso acelerado de los celulares le ha dado fuerza al mailing, ya que constantemente se está revisando si hay notificación de un nuevo mail. También es importante que la herramienta es medible, por lo cual te arroja distintos indicadores que te permiten control y verificación de los resultados que esperas.  

Finalmente, con una buena estrategia de email marketing mejoras la experiencia de compra, aumentas la fidelidad en la marca, fortaleces la atención del cliente, conoces más a tus usuarios y apoyas los cierres de ventas.