Si ya tienes en marcha tu estrategia de contenidos es importante que verifiques y analices los resultados que arrojan los materiales que has generado. Si todo va conforme a tus objetivos, continúa y mejora; si algo anda mal, corrige y replantea; si algo no sirve, deséchalo.

Recuerda que siempre habrá espacio para mejorar, así que no te dejes llevar por la inercia y mantén en cuenta que puedes ajustar tu estrategia de contenidos, porque todo es perfectible. Aquí te damos unos tips para afinar tu estrategia de contenidos:

1. Mantente alerta. Es fundamental que des seguimiento a tus materiales y las temáticas que abarcan, a su tiempo y contexto, ve más allá de un listening y utiliza todos tus sentidos para que percibas qué se dice, cuáles son las tendencias, los insight, etc.

2. Revisar los cimientos. Siempre ten presente los pilares que dirigen tus contenidos como lo son los objetivos, el buyer persona y el buyers journey. No los des por hecho, analízalos, si tienes algo que cambiar, hazlo; guíate por ellos, ya que cada contenido debe ir orientados hacia esos cimientos.

3. Investiga. Jamás dejes de buscar información, de leer, actualizarte y de vivir; quien genera contenidos no puede darse el lujo de parar, todas las vivencias le ayudarán en su labor. Cuando pienses que dominas un tema y lo realizas con los ojos cerrados, es mejor que te despabiles e investiga otros argumentos, contrapuntos, etc.

4. Sé creativo. No te acomodes ni hagas materiales como si tuvieras una plantilla, la creatividad debe ser un ingrediente activo, destínale tiempo a cada material, que se vea trabajo. No olvides que una estrategia de contenidos siempre busca brindar valor y para esto es fundamental la creatividad.

No copies, la red es vasta en información, pero generar contenidos no significa replicar lo que ya está hecho; si manejas un blog o redes escala un paso más, propón otra red, otros formatos, nuevos materiales.  

5. Optimización. Muchas veces la estrategia se queda trunca cuando vemos resultados favorables y seguimos manejando materiales en una misma línea. Para hacer un cierre virtuoso es necesario que generes procesos para optimizar todo lo que has realizado. Puedes hacer una auditoría de tus propios materiales, siendo autocrítico y también es recomendable una actividad de curación de contenidos de forma constante, es decir, el seguir buscando, jerarquizando y discriminando información sobre un tema específico, para tener más opciones de dónde generar ideas.

Central interactiva