Cuando eres capaz de hacer las cosas de forma diferente, yendo incluso contracorriente porque todos los demás siguen una línea definida que nadie cuestiona, ahí verás rasgos de genialidad.

Y ese rasgo no tiene que darse en grandes acciones todo el tiempo, en ocasiones son situaciones tan sutiles que no se perciben o no se les da importancia. Te pongo un ejemplo, el fundador y CEO de Amazon, Jeff Bezos, decidió no usar presentaciones con diapositivas en ninguna de las reuniones ejecutivas de la empresa.

Esto no fue un simple capricho o excentricidad, tiene una lógica de fondo con objetivos muy claros. Las presentaciones que suelen hacerse en Power Point delimitan, encierran, y no permiten que aquellos que las miran expandan sus ideas. Se podría decir que una diapositiva es un marco con una idea o una serie de puntos sobre un tema y ese marco genera limitantes en el cerebro que solamente se centrará en lo que se le está presentando.

Asimismo, el proceso para generar la presentación no le ayuda al ejecutivo que expondrá porque lo hace divagar en la búsqueda por mantener la atención durante toda su presentación.

Otro problema tras una presentación que trata de concatenar una combinación de frases puntuales más imágenes para integrar un todo, es que el cerebro no realiza ese proceso de ligar las ideas e integrarlas, sea porque una frase lo hizo enfocarse en cierto punto o porque una imagen lo llevó hacia otro rumbo o porque al final sacó una conclusión general, pero no estructurada.  

¿Lo habías pensado? Se hizo tan popular para las juntas directivas el usar presentaciones con diapositivas que la mayoría (si no es que todos) las usaban sin cuestionarse la efectividad de esto. Bezos sí lo cuestionó y se fue con otra herramienta: una narrativa estructurada.  

En un documento que no pase de las seis páginas estructura los puntos fundamentales de lo que se busca con la reunión, integrando por pasos y etapas los objetivos, el contexto, las acciones a seguir, los que participan, etcétera; todo en una narración con oraciones que tengan claro los sujetos, los verbos y sus complementos.

Un texto claro, directo y eficiente que requirió una mente enfocada y estructurada para generarlo. Por igual, los presentes en la reunión podrán decodificar de forma estructurada lo que lean, ya que al inicio de la reunión se entrega el documento para que lo lean en silencio por unos minutos y después lo discuten. Esto permite una mente abierta, liberación y expansión para las ideas que al final arrojarán una solución o acción concreta.  

El cerebro entiende con narrativa y es por esta vía que llega a soluciones, está en nuestra evolución. Las historias contienen una esencia persuasiva poderosa y activan los dos hemisferios del cerebro para imaginar y concretar soluciones.  

Aplica este enfoque y dale un rasgo de genialidad a tu vida, intentando hacer las cosas de forma diferente en tus ámbitos personal, profesional y laboral, pero con un argumento y objetivos de fondo. ¡Te sorprenderá el resultado!

Central interactiva