La esencia de LinkedIn como red social más empresarial lleva a un fenómeno que no ocurre tanto en otras plataformas digitales: las personas se registran, pero no le hayan utilidad y no le dan movimiento o no interactúan.

¿Te suena familiar? Subiste un perfil porque te dijeron que era bueno o porque estabas buscando trabajo, pero casi no entras a LinkedIn. Si ya te registraste, ahora sácale provecho.

Mantener actualizado tu perfil es conveniente profesionalmente, tanto si tienes un trabajo estable o si estás en la búsqueda de un empleo. También piensa como emprendedor y esta red social puede darte oportunidades para atraer a personas vinculadas con esa área que dominas o para tener algunos proyectos como freelancer.

LinkedIn es una plataforma excelente para proyectar tu marca personal, no la marca de un producto o servicio, sino tú como marca, tu nombre ligado a lo que haces, por cuánto tiempo y en dónde te has desempeñado de tal forma.

Con esta red social debes ser muy estratégico, dotar de un sentido y objetivo a la plataforma, pregúntate para qué la usarás, para qué te sirve o qué mensaje quieres dar. Buscas trabajo, desarrolla una estrategia en la que LinkedIn te sirva para ese fin; quieres ser freelancer de igual forma plantea objetivos para ello; lo que quieras hacer o donde te visualices en un tiempo determinado es lo que revestirá a esta plataforma digital.

Dale a tu perfil un toque de seriedad sin que pierda naturalidad, utiliza una foto en la que realmente proyectes lo que deseas, cada quien tiene su estrategia y eso te toca decidirlo solo a ti. Quieres que te vean muy serio o tal vez más casual, algo divertido o confiable, es tu elección. Un buen ejercicio es mostrar tu foto antes a algunos conocidos y que te digan de primera impresión qué perciben de esa imagen.

También es aconsejable llenar todos los espacios posibles de tu perfil explicando claramente, pero de forma concisa qué haces o quién eres, solamente lo que el campo está pidiendo. Si es el espacio para escribir lo laboral solo debe ir la parte de empleos o colaboraciones que quieras destacar.

Recuerda que es tu marca personal, entonces selecciona solo lo que sea más llamativo de acuerdo con tu estrategia. A nadie le gusta ver textos largos sin sentido que terminan por abrumar.

Publicar periódicamente es algo que te ayudará, piensa en contenidos en los que eres especialista, en temas que conoces y dominas, los cuales puedes desarrollar desde distintos puntos de vista. Realiza comentarios concretos y auténticos, no pretendas ser, solamente sé tú mismo sin perder de vista que estás trabajando para tu marca personal.

Trata de vincularte con gente que tiene que ver con tu actividad y tus intereses, con quienes vas a interactuar o intercambiar algún dato, pero sin el afán de que vendas algo o te vendan algo, simplemente por ser parte de una comunidad profesional.

Central interactiva