¿Conoces el a-commerce?

Estrategias automatizadas para hacer compras en línea

Cada vez hacemos más compras en línea, tan solo durante la Hot Sale 2018 celebrada en mayo, se generaron aproximadamente 8 557 millones de pesos en ventas… ahora, las marcas trabajan para que sus clientes virtuales concreten sus compras fácil y rápidamente.

Para competir entre tantas opciones, algunas compañías han adaptado diferentes tecnologías para generar mejores experiencias de compra entre los usuarios, por ejemplo, los Dash Button de Amazon, los botones que al presionarlos, ordenan en automático el artículo de la marca a la que pertenece y que previamente ha sido configurado por el usuario.

DashNerfDashKitKatDashDuracell

*Dash Buttons de Amazon. Un solo clic basta para ordenar y recibir el pedido en 24 horas. Disponible sólo en Europa y Estados Unidos para clientes Premium.

 

Eso es a-commerce: estrategias automatizadas para hacer compras en línea. La propia idea de los Dash Buttonfísicos también evolucionó, ya que cuentan con su versión virtual para ahorrarse lo del costo del dispositivo.

La tecnología actual nos permite conocer más a nuestros internautas, tanto que podemos adivinar sus futuras acciones de navegación, gustos y necesidades, información que nos permite facilitarles el camino hacia una próxima compra de productos o servicios.

Otro ejemplo de esta era de la automatización también vienen de Amazon, cuando abrió Amazon Go, su primera tienda sin dependientes en la que únicamente se necesita registrar la entrada a través de una app instalada en el celular para poder comprar.

Aunque quizá, los inicios de la compra automatizada surgieron desde que podíamos suscribirnos a una revista para recibirla mes con mes sin necesidad de repetir el procedimiento más que una vez al año.

¿Cómo puedo comenzar una estrategia de a-commerce? Aunque el término parece nuevo, el concepto en realidad no lo es tanto; si bien invertir en el desarrollo de una plataforma digital como una app para comenzar, no cuesta menos de 180 mil pesos, hay otras acciones asequibles de automatización que pueden impulsar el desarrollo de una estrategia para ofrecer experiencias cercanas a las que la inteligencia artificial puede dar.

Por ejemplo, contar con un software de CRM que nos ayude a dar seguimiento a los leads generados a través del monitoreo constante de su navegación, el estudio de sus interacciones con nuestras redes sociales, correos electrónicos y llamadas, puede ser gratis.

*HubSpot, la plataforma de automatización de estrategias de Inbound Marketingcuenta con una versión gratuita de prueba.

Claro que, conforme nuestra organización crece, las necesidades de automatización se vuelven más grandes y en un futuro, habrá que invertir en una opción más completa que además de ayudarnos con el seguimiento de las oportunidades de venta, también sea un gestor de contenidos estratégicos dirigidos hacia nuestros clientes ideales.

La ventaja de tener un software con estas características es que permite integraciones con nuestras tiendas virtuales para que podamos ofrecer experiencias personalizadas.

¡En un futuro, nunca más tendremos que recordar la compra de los artículos más básicos del hogar! Tal como lo plantea BlackSocks, empresa que vende calcetines por ‘sockscription’: tú pagas al año y eliges qué modelo y color de calcetines te llegará cada cierto tiempo… a-commerce en toda la extensión de la palabra.

El futuro del comercio electrónico crece a la par de tecnologías como el Internet de las Cosas; pronto sólo necesitaremos pensar en lo que nos hace falta y las marcas, simplemente lo sabrán.