¿Qué es el marketing de experiencia?

Edgar Fernández

En la era actual y gracias a la digitalización, la competencia entre las marcas para fidelizar a sus clientes es cada vez más reñida. Ya no basta con publicar un anuncio o aviso en tus páginas o redes sociales, hoy en día los usuarios buscan crear una relación con tu marca a través de emociones.

Aquí es donde entra en juego el Experience Marketing, cuyo objetivo es atraer a los clientes por medio de los sentidos y acciones que logran empatizar con las emociones de los clientes.

Esta estrategia de marketing está basada en una filosofía japonesa llamada Kansei (El placer del uso del producto). Se trata de asociar a la marca con sabores, sonidos o texturas. Esto se hace con el objetivo de hacer que el usuario perciba el uso de tu marca como algo cotidiano.

Existen muchas marcas que se han adelantado a su época y han logrado crear este tipo de experiencias con sus productos o servicios; el sonido al abrir una lata de Coca-Cola, cuando llega un mensaje de Whatsapp o el tono de llamada de un iPhone son solo algunos casos de éxito del experience marketing. Estas empresas han logrado crear sensaciones únicas en los consumidores y hacer que disfrutes el hacer uso de sus productos.

Hacer uso de este tipo de marketing no requiere de un gran presupuesto. Lo que debes de hacer es empezar a crear emociones únicas cada vez que alguien utilice tu producto. Cada una de estas acciones deben de ser sorpresivas, interactivas, replicables y, sobretodo, innovadoras.

Debido a la gran cantidad de oferta en el mercado, los clientes cada vez confían menos en lo que dicen las marcas, y ahí es donde la tuya puede encontrar una gran ventaja. Si lo logras, tus clientes se transformarán en embajadores de tu marca y compartirán tu contenido en sus propios perfiles de redes sociales y de boca en boca.

Recuerda que debes lograr que las personas reaccionen, interactúen o compartan el contenido de tu marca por cuenta propia para que tu estrategia sea efectiva. De esta forma, tu marca se puede convertir en el “top of mind” y, si es lo suficientemente efectiva, también en el “top of heart”.